La Hermandad

232En el primer tercio del siglo XVIII se forma una congregación para dar culto y hacer funciones en honor al Santo Cristo que se veneraba en la Capilla de la cárcel de Mairena del Alcor, debido al fervor que esta imagen de Cristo crucificado pintada al óleo había despertado en los vecinos de la villa al atribuírsele ciertos milagros además de haberse hecho rogativas sacando en procesión al Santísimo Cristo de la Cárcel y haciéndole un novenario de misas cantadas en el año 1689.

El 21 de septiembre de 1716 se celebra la primera Función Solemne en honor al Santísimo Cristo de la Cárcel en su propia Capilla y en los años siguientes en la Parroquia (que en esos años tenía la advocación de Ntra. Señora de la Piedad o de Santa María del Alcor), a la que era llevado en procesión, hasta 1730, año en el que cesan los cultos, desapareciendo  la Hermandad un año más tarde, poco tiempo después de la muerte de Dña. Marina Palacios y Salcedo, su principal mecenas, aunque esto no aminoró la devoción que el pueblo profesaba a su Señor, siendo la Capilla de la Cárcel frecuentada por los feligreses y saliendo en procesión en rogativas ante adversidades, relacionadas con sequías en la mayoría de las ocasiones, con las que se conseguían remedio para los males, prorrumpiendo los fieles en vítores y alabanzas.

 La falta de lluvias hace que el 18 de marzo de 1849 se vuelva a hacer salida en rogativas, siendo atendidas con la lluvia que comenzó a caer tras la llegada del Santísimo Cristo de la Cárcel a la Parroquia de Santa María de la Asunción.  En los días posteriores, del 19 al 23 de marzo de 1849, se celebra Quinario de Acción de Gracias al Santísimo Cristo de la Cárcel por haber remediado la sequía que asolaba los campos, siendo este el origen del actual Quinario en honor al Señor de Mairena que se celebra en la actualidad. Ante el fervor que despertó este milagro, se determina, de acuerdo con las autoridades, crear una Hermandad para celebrar anualmente una función religiosa el 18 de marzo, produciéndose así su refundación, ya que la primitiva congregación había desaparecido en la primera mitad del siglo XVIII.

El 2 de febrero de 1914, el Párroco D. Antonio Madóz Carrión expone en Cabildo General Ordinario la necesidad de restaurar la Capilla, propuesta que fue secundada por la mayoría de los hermanos y aceptada por todos los devotos maireneros y foráneos, que hicieron verdaderos sacrificios para donar su pequeño óbolo. A las diez de la noche del 9 de agosto de 1914 fueron trasladadas las imágenes de la Capilla del Santísimo Cristo de la Cárcel a la Parroquia de Santa María del Alcor (actual de Santa María de la Asunción) acompañadas por el clero, autoridades, hermandades y pueblo entre música y vivas. La restauración de la Capilla tendrá una duración de veinte meses de trabajo con una renovación integral de la misma, a excepción de los muros,  la cúpula y la puerta, descubriéndose la cripta en el transcurso de estas obras.

En 1916, se adelanta al 26 de febrero la celebración del Solemne Quinario y Función Principal para hacer coincidir la salida del Santísimo Cristo de la Cárcel con la bendición solemne de la Capilla, a la que procedió, a las tres de la tarde, el Emmo. y Rvdmo. Sr. D. Enrique Almaraz y Santos, Cardenal Arzobispo de Sevilla, asistido por el Sr. Arcipresete, clero de Carmona, de El Viso, de Mairena, sacerdotes hijos de esta villa, con el acompañamiento de hermandades y fieles. Esa misma noche es trasladada la imagen del Santísimo Cristo de la Cárcel, en su paso nuevamente dorado, a su Capilla, ante la presencia del Emmo. y Rvdmo. Sr. Cardenal Arzobispo de Sevilla. A lo largo del día siguiente, se ofrecen numerosas misas seguidas a lo largo en la Capilla, comenzando la primera a las siete de la mañana, presidida por el Emmo. y Rvdmo. Sr.  D. Enrique Almaraz y Santos, y de seguido la segunda, a cargo del Sr. Arcipreste. A continuación son celebradas todas las demás por todos los sacerdotes devotos del Señor.

Según se recoge en la reseña histórica de Elías Méndez Carrión, aunque a día de hoy no se ha podido ser autentificar, el 22 de julio de 1922, S.A.R. el infante D. Carlos de Borbón y S.A.R. la infanta Dña. Luisa de Orleans aceptan su nombramiento como hermano mayor honorario y camarera honoraria respectivamente a propuesta de la Hermandad.  Este hecho aparece en la segunda edición de la Reseña Histórica y Devoto Quinario al Santísimo Cristo de la Cárcel, impresa en 1922, cuyo autor, Elías Méndez Carrión, habría fallecido el 28 de abril de ese mismo año. La primera edición habría sido publicada en 1894. También se imprimirá un fascímil de la segunda edición en 1983 y en 2005 verá la luz la tercera edición de un libro que no falta en las casas de todo mairenero y devoto del Señor de la Cárcel.

En la fatídica noche del 19 al 20 de junio de 1936 se escriben las líneas más tristes de la historia, no sólo de la Hermandad, sino del pueblo de Mairena, al quedar calcinado el primitivo lienzo del Santísimo Cristo de la Cárcel por el bando republicano en la Guerra Civil. La imagen del Santísimo Cristo de la Cárcel será repuesta al culto en 1937, tras la ejecución de una fiel reproducción del original por el pintor valenciano D. Félix Lacárcel, sin perjuicio de la devoción y el cariño que el pueblo de Mairena profesa a su Señor.

Este amor de los maireneros hacia su Señor quedará evidenciado el 17 de marzo de 2007, durante la celebración de la Función Principal de Instituto, cuando el Excmo. Sr. D. Antonio Casimiro Gavira Moreno, Alcalde de Mairena del Alcor, impone la Medalla de Oro de la Villa al Stmo. Cristo de la Cárcel, como reconocimiento a los muchos favores obtenidos del Señor y a la profunda devoción que este pueblo siente por su Cristo.

En septiembre de 2012 se conmemorará el LXXV aniversario de la imagen actual del Santísimo Cristo de la Cárcel, para lo cual se traslada en andas a la Capilla de María Inmaculada el 21 de septiembre, teniéndo lugar el acto central en la tarde-noche del 21 de septiembre, con Santa Misa en la puerta de la Capilla de María Inmaculada y traslado de vuelta a su Capilla. Como colofón de esta celebración, el 23 de septiembre estará expuesto el Señor de Mairena en Besapiés Extraordinario durante el día en la Capilla.

Anuncios